NUESTRA VOZ

Austen Ivereigh: Nuestro hombre en La Habana

El escritor, vaticanista e historiador británico Austen Ivereigh, publicó en 2014 una espléndida biografía del papa Francisco titulada The Great Reformer. La biografía apareció en español con el título El gran reformador. Ivereigh fue portavoz del cardenal Cormac Murphy-O’Connor, entonces arzobispo de Westminster, después de varios años como vicedirector del periódico católico The Tablet, del Reino Unido, y actualmente es el fundador y coordinador de Catholic Voices. Es uno de los comentaristas más lúcidos y agudos del mundo católico. Para Nuestra Voz es un lujo contar con Austen Ivereigh como nuestro corresponsal en la visita del papa Francisco a Cuba y Estados Unidos. Vaya aquí una invitación a seguir los reportajes de Austen Ivereigh para Nuestra Voz en internet, en la edición impresa de octubre y en Twitter (@nuestravozDOB y @austeni). Por las próximas dos semanas, él será nuestro hombre en La Habana…y en Santiago de Cuba, Filadelfia y Nueva York. Y es un privilegio que agradecemos y que podrán disfrutar nuestros lectores.

Austen_Pope_Catholic Voices

El 13 de marzo de 2013, Austen Ivereigh estaba en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, cuando se anunció al mundo la elección del cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. ¿Una feliz coincidencia? Quizás. Pero lo cierto es que su vida entera parece llena de detalles que sirvieron de preparación para escribir la biografía del papa Francisco. Austen fue novicio jesuita a finales de los noventa, habla un español castizo con dejos porteños en el que es difícil descubrir cualquier acento anglosajón. ¿El título de su tesis doctoral en la Universidad de Oxford? Catolicismo y política en Argentina 1810-1960. ¿Su ocupación? Vaticanista dicen unos, periodista, otros. Son definiciones ciertas, aunque insuficientes, pero excelentes para un biógrafo del Papa.

La biografía del papa Francisco escrita por Ivereigh nos lo muestra más bien como un historiador con la garra de un periodista y la prosa de un narrador innato. Su libro tiene el mérito de responder preguntas esenciales sobre el Papa. Las respuestas son imprescindibles para entender a Francisco, para entender su concepto de Iglesia y para saber cómo llegó a concebirlo.

Iver04

En medio del tsunami mediático que ha provocado el Papa es fácil olvidar que cuando fue elegido ya tenía reservada su habitación para sacerdotes retirados en Buenos Aires. Es fácil también olvidar que cuando fue nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires en 1992 era un jesuita que había perdido el favor de sus superiores. La biografía de Ivereigh nos presenta una convincente explicación de esa curva ascendente que pocos pudieron predecir.

Ivereigh regala también —con una fidelidad por la verdad histórica que su admiración por el Papa no perturba—, los momentos más críticos de la vida de Francisco. ¿Qué hay de cierto en las sorprendentes y contradictorias acusaciones que se lanzan contra el Papa? ¿Cómo puede alguien ser tenido al mismo tiempo por partidario de la teología de la liberación y cómplice de la dictadura argentina?

Ivereigh presenta su defensa armado con datos, no con metáforas apologéticas. Hay en su obra un ejemplar respeto por la inteligencia del lector: Ivereigh lo trata como un adulto al que se le presenta una tesis, nunca como a un niño al que se le administra una hagiografía. Sólo hay dos momentos del libro donde el lector querría ver más claridad en las conclusiones o más abundancia en los datos: al rebatir las acusaciones hechas por Emilio Mignone en su libro Iglesia y dictadura, y al explicar el regreso del entonces padre Bergoglio a Argentina desde Alemania, adonde había ido a hacer un doctorado en 1986. El autor ofrece plenitud de datos en el primer caso y una explicación plausible en el segundo, pero la información disponible quizás no baste para convencer a todos los lectores.

Austen_ElGranReformador

Son meros detalles en una sólida investigación que ha sido desgranada con agilidad de periodista y tersura de narrador. Aquí el lector podrá descubrir la pasión adolescente —pero nunca extinta— del Papa por el peronismo, su improbable relación con Jorge Luis Borges, su compromiso de larga data con los más pobres, su talento para los pequeños gestos elocuentes, la sinceridad de su sencillez que a algunos escandaliza…

Pero hay más. Ivereigh ha dicho —¿en broma?— que lo difícil no era entender al papa Francisco sino entender a Argentina. La frase implica que para descifrar al Santo Padre hay que entender primero a su patria y a su Iglesia. Ivereigh nos da una explicación convincente del entramado que une la vida personal de Jorge Bergoglio con la historia argentina y el derrotero de la Iglesia en América Latina desde el Concilio. Para Ivereigh, el papado de Francisco es “la llegada” de la Iglesia latinoamericana al gran escenario mundial. Con Francisco, Latinoamérica pasa de receptora a emisora de las grandes líneas que dibujan el camino de la Iglesia en la historia. Para Ivereigh, Jorge Bergoglio es una expresión de esa madurez y, al mismo tiempo, el elegido para ponerla en evidencia y en práctica. Nadie que quiera entender este papado sorprendente debería perderse la agradable sorpresa que es leer el retrato de cuerpo entero que ha hecho Austen Ivereigh del papa Francisco.