EL BLOG DE NUESTRA VOZ

El lugar más cool de Williamsburg

Me dijeron que la hermana Guadalupe iba a hablar de su experiencia en Siria. Me dijeron que iba a hacer el cuento y quería escucharlo. Así que me fui a la parroquia de San Pedro y San Pablo en Williamsburg. La parroquia reside ahora en el antiguo McCaddin Memorial Hall, un edificio de Berry Street que fue originalmente una casa de la ópera y luego sirvió como escuela parroquial.

Llegué con una hora de antelación y —para matar el hambre y la hora— me fui a La Superior, un bar restaurant que queda al frente. Es un sitio diminuto, con decorado que quiere ser mexicano y desaliñado, y unos camareros hipsters y amables, rubios, tatuados y delgados como aquellas modelos de Versace. La Superior es un lugar muy cool, y los “frijoles charros” son buenos y picantes.

Terminé mis frijoles y me fui a escuchar a la hermana Guadalupe. El MacCaddin Hall no pretende el desaliño, está realmente desaliñado. Parece la suma de las improvisaciones de la pobreza.

La hermana Guadalupe habló de Siria. Ya he contado su historia desgarradora aquí. Al final rezó en árabe una antigua oración a la Virgen. Rezaba aquella monja argentina, ante la muy mexicana Virgen de Guadalupe, una oración en árabe, acompañada por más de cien fieles puertorriqueños. Pensé entonces que estaba en el lugar más cool de Williamsburg. Los hipsters de La Superior —adoran el multiculturalismo— probablemente no imaginaron que en la calle del frente podrían haber visto una fusión de culturas que no se podría lograr con un decorada avangard y unos falsos frijoles charros.

IMG_1793McCaddinLaSuperiorDecorationLaSuperior