Noticias

La app que nos invita a misa

“¡No te pierdas más la Santa Misa por no saber dónde hay una parroquia cercana! Ideal para cuando visitas un lugar que no conoces, de vacaciones o luego de una mudanza”. Así comienza la descripción de esta aplicación para teléfonos y tabletas Android y Windows.

Vamos a misa es una aplicación gratuita diseñada por doce jóvenes uruguayos para que los fieles católicos conozcan la ubicación de las parroquias y otros lugares religiosos cercanos a su posición establecida por GPS y los horarios de misa en cada uno de ellos. La aplicación también hace una serie de recomendaciones a los usuarios según la distancia a la que se encuentran y a la misa más próxima a comenzar.

Luego que el usuario ingresa a la aplicación desde su smartphone o a la página web desde una computadora, el sistema automáticamente detecta su posición gracias a la función de geolocalización que brindan los navegadores web modernos y lo ubica en el mapa haciendo uso de los servicios cartográficos de Google Maps.

La comunidad de usuarios es la encargada de crear y mantener actualizada la información de la aplicación. “¡Agrega los horarios de tu comunidad y comparte con los demás la alegría de la misa! […] lo único que necesitas para formar parte de la comunidad de colaboradores de Vamos a misa es disponer de una cuenta Google o Facebook, quedando habilitado así para recomendar nuevos lugares y horarios ¡en todo el mundo!”, explica su descripción en Google Play.

Lo que comenzó como una iniciativa tecnológica evangelizadora en la capital uruguaya, espera crecer, llegar a ser internacional y poder informar sobre actividades en las parroquias como los días festivos, solemnidades, días de oración, procesiones, etcétera.

Rodrigo Pérez y Pablo Sánchez son parte del equipo que dio vida a esta iniciativa lanzada el 7 de septiembre de 2014. Ellos consideran importante la misión del papa Francisco de acercar la Iglesia a sus fieles. Esto fue lo que dijeron a la agencia de noticias EFE: “No hay que olvidar que hoy en día el uso del celular y las nuevas tecnologías consumen gran parte del tiempo de la gente joven. Llevar a Cristo a esos lugares es siempre importante. Nos encantaría servir de referencia para otros católicos que quieran trabajar en este sentido”.

Actualmente los creadores de Vamos a misa trabajan en la obtención de la licencia de Apple para que los usuarios de iPhone puedan descargar la aplicación desde su plataforma iOS. Además, esperan la autorización de BlackBerry para que la aplicación se pueda usar en sus sistemas. Mientras tanto, todos pueden utilizar la aplicación en su versión web ingresando a:

http://www.vamosamisa.com/app/

Palabras de uno de sus creadores

Rodrigo Pérez Fulloni tiene 25 años. Él y Pablo Sánchez son los creadores de esta aplicación. Rodrigo es un católico devoto que asiste a misa todos los domingos en la parroquia de Belén en Montevideo, donde también es catequista de niños. Además, pertenece al grupo de los Mezza Pagnotta de la parroquia Santa Benardita, un grupo de jóvenes que se reúnen para orar y formarse.

NUESTRA VOZ: ¿Cómo fue recibida la aplicación?

Rodrigo Pérez Fulloni: Fue muy bien recibida, la gente la ha encontrado útil. Hemos recibido decenas de sugerencias y cosas para mejorar: estamos trabajando en ellas para poder satisfacer aun más las necesidades de los usuarios. Hemos recibido varios testimonios de gente que la ha usado porque estaban de vacaciones en lugares desconocidos y no sabían a dónde ir a misa. También hemos recibido testimonios de gente que la ha usado para amigos que no sabían adónde ir a misa cerca de su casa y ésta era la forma de averiguarlo.

N.V.: ¿Cuántas personas usan la aplicación?

R.P.F.: La usan unas cien personas por día y la tienen instalada unas 4 mil personas.

N.V.: ¿En qué países se encuentra la aplicación?

R.P.F.: Actualmente está en varios países hispanos, principalmente en Sudamérica. En Estados Unidos hay varias parroquias hispanas que la tienen. La principal innovación que tendrá esta versión 2 es que tendrá varios idiomas para que pueda entrar a Brasil y en Estados Unidos. Esos van a ser los objetivos de esta nueva versión.

N.V.: ¿Cuántas personas trabajan con usted?

R.P.F.: Somos un grupo de seis personas que nos encargamos cada uno de distintas áreas. Yo me encargo del desarrollo del software y el resto se encarga del diseño de comunicación de la app. Tenemos una página en Facebook que es bastante activa, trata de promover la misa, el evangelio diario, es casi un proyecto aparte. Si bien tiene el mismo nombre es otro apostolado.

N.V.: ¿Cuál es la mayor dificultad que ha encontrado? R.P.F.: La mayor dificultad ha sido conseguir apoyo para el desarrollo del software. La programación es un área de mucha demanda y consume mucho tiempo, es muy difícil conseguir programadores voluntarios y ése es el mayor problema que enfrentamos ahora con esta nueva versión. No hemos podido implementar un equipo de desarrollo, ahora recién estamos tratando de buscar programadores voluntarios.

N.V.: ¿Cómo piensan financiarse?

R.P.F.: Pensamos hacer una campaña de financiación para ayudar el desarrollo de la versión 2.0. Actualmente todo está funcionando con recursos nuestros, pero los costos están creciendo y estamos necesitando un poco más de recursos.

N.V.: ¿Cómo puede alguien sumarse a este proyecto?

R.P.F.: Los voluntarios son bienvenidos, especialmente los programadores que nos puedan ayudar a seguir desarrollando la versión 2 de la aplicación.

N.V.: ¿Cómo se sienten al ver la aceptación que ha tenido la aplicación?

R.P.F.: Para nosotros es una alegría ver que funciona y que la gente la usa. Igual estamos ansiosos por poder agregar más funciones, por ejemplo, que además de misas se puedan buscar confesiones, que es algo que la gente ha pedido mucho… Y qué más alegría que poder satisfacer esa necesidad de encontrar dónde confesarse.


PARA TENER EN CUENTA

AppEl grupo que trabaja con esta aplicación lo conforman Rodrigo Pérez Fulloni, Pablo Sánchez, Paula Lago, Manuela Díaz, Agustín González, Agustín Cleffi y Joaquín Rocco.

La app Vamos a misa está disponible para descargar en Uruguay, Argentina, Colombia, México, España, Estados Unidos, Ecuador, Chile, Costa Rica y Brasil.

La aplicación ha sido un éxito y por eso están trabajando en la versión 2.0 para que los usuarios puedan encontrar más funciones. Ésta será lanzada en marzo si todo sale como lo tienen planeado.