Nuestra diócese

Parroquias Sagrada Familia y Santo Tomás de Aquino, una sola familia en la fe

El pasado mes de junio la parroquia Santo Tomás de Aquino en Brooklyn cumplió 130 años. Fue en noviembre de 1884 cuando el padre James Donahoe fue enviado al sur de Brooklyn por el obispo John Loughlin para establecer la cuadragésimo séptima (47) parroquia de la diócesis de Brooklyn.

El 16 de noviembre de ese mismo año se ofició la primera misa en una estructura de madera en la esquina de las avenidas 4a y 9a, en lo que hoy se conoce como Park Slope. Siete meses después, el domingo 28 de junio de 1885, se llevó a cabo la bendición de la primera piedra, una ceremonia a la que asistieron 6 mil personas. Un año más tarde, la construcción estaba terminada. Su costo ascendió a 90 mil dólares.

Vitrales
Uno de los aspectos más llamativos de la parroquia Santo Tomás de Aquino son sus vitrales.

El 22 de noviembre se celebró el primer bautizo en la parroquia Santo Tomás de Aquino: la pequeña Grace Delaney encabeza el libro de bautismos más antiguo de la parroquia, que Dorothy Negron, asistente parroquial, nos facilitó para investigar los orígenes de esta comunidad.

El15demayode1887se inauguró la capilla adjunta al templo, la misma que hasta hoy recibe a los feligreses que deseen ingresar a cualquier hora del día. “Esta es de las pocas parroquias que están abiertas todo el día, los feligreses pueden venir desde las 6:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. […] Esta comunidad es vibrante y está en el centro de Park Slope, muchas personas transitan por aquí a diario porque la estación del metro queda muy cerca”, dice el padre Jesús Cuadros, que ha sido párroco de esta comunidad desde el 1o de julio de 2001.

Según lo indica en su página web, el 25 de abril de 2006 la Diócesis de Brooklyn aprobó la fusión de las parroquias de la Sagrada Familia y Santo Tomás de Aquino debido a la escasez de sacerdotes y a los cambios demográficos que por aquel entonces sucedían en el sector.Esporestoqueapartir de esa fecha no se habla de dos parroquias sino de una sola parroquia con dos lugares de culto, según lo explica el padre Jesús.

IMG_6579El padre Cuadros calcula que su feligresía es mitad norteamericana y la mitad hispana. Entre los hispanos, los más numerosos son los ecuatorianos, mexicanos y puertorriqueños, seguidos de los centroamericanos y los colombianos. “Fortalecidos por Cristo, extendemos una mano para ofrecer esperanza”, es el lema de esta comunidad de fe.

“Muchos vienen de Sunset Park, Bay Ridge y Staten Island, les gusta el sabor que le ponemos, el coro y los sermones, no es una misa muerta; y por eso la gente se siente atraída”, dice el padre Jesús Cuadros, nacido en Chita, departamento de Boyacá, Colombia.

Desde su llegada, el padre Cuadros se propuso renovar la iglesia Santo Tomás de Aquino y luce en verdad hermosa: tapetes nuevos, bancas y puertas cuidadosamente mantenidas. Los vitrales, uno de sus elementos artísticos más llamativos del templo, muestran al Divino Niño, San Patricio, los misterios del Santo Rosario, varias escenas de la Biblia y diferentes advocaciones de la Virgen María.

Las fiestas parroquiales de esta comunidad se celebran el día de Santo Tomás de Aquino, el 28 de enero, y el de la Sagrada Familia, el domingo siguiente a la Navidad.

Dentro de los grupos parroquiales y ministerios se destacan el Comité de Nuestra Señora de Guadalupe, el de la Santísima Virgen del Cisne, el Consejo Parroquial, el Coro Hispano, las Damas del Sagrado Corazón, la Legión de María y la Sociedad del Rosario.

El bienestar de los inmigrantes es un tema al que esta comunidad dedica constantes esfuerzos, por lo que el grupo que sirve a los inmigrantes es sumamente importante. Allí les brindan asesoría legal y de salud a los inmigrantes de su vecindario.