El Papa Noticias

El Papa se reune con sobrevivientes de abuso en Irlanda

DUBLÍN – El Papa Francisco se reunió el sábado con ocho sobrevivientes de abuso clerical durante 90 minutos como parte de su viaje de 32 horas a Irlanda. El grupo incluyó no solo a quienes fueron abusados sexualmente por el clero, sino también a personas que pasaron tiempo en escuelas industriales y hogares de madres y bebés, todos los cuales han sido escenario de escándalos de abuso.

Según las víctimas que participaron, Francisco condenó la corrupción y el encubrimiento dentro de la Iglesia, usando el término en español “caca” que fue traducida por un intérprete papal como “inmundicia que uno ve en un baño”.

Una traducción literal sería “mierda”.

La reunión tuvo lugar en la casa del representante papal en el país, en el primer día de la visita de 32 horas del Papa a Irlanda.

El vocero del Vaticano, Greg Burke, emitió un comunicado poco después de la reunión y dijo que Francis “se reunió el sábado por la noche durante una hora y media con ocho sobrevivientes irlandeses de abuso clerical, religioso e institucional”.

Entre los sobrevivientes que se encontraron con el pontífice estaban Marie Collins, una sobreviviente que renunció a la Comisión Pontificia para la Protección de Menores del Vaticano en protesta por la desaceleración de la reforma; Clodagh Malone, sobreviviente de Mother and Baby Home de St Patrick; y Paul Jude Redmond, que nació en un hogar de madres y bebés y ha escrito un libro titulado The Adoption Machine.

Posted by Paul J. Redmond on Sunday, August 26, 2018

También estuvieron presentes Patrick McCafferty; Padre Joe McDonald; El concejal Damian O’Farrell; y Bernadette Fahy. El octavo sobreviviente, abusado por el padre Tony Walsh, solicitó permanecer en el anonimato.

Poco después de la reunión, Redmond y Malone publicaron una declaración definiendo la reunión como “cordial y educada”, y ellos fueron quienes informaron que el Papa llamaba caca al abuso y la corrupción.

Malone le pidió al Papa que “declare pública y claramente que las madres naturales que perdieron a sus bebés por adopción no habían hecho nada malo y pidieron reconciliación y reunión para estas familias quebrantadas por la Iglesia Católica, tanto en Irlanda como en todo el mundo, en países como España, donde aproximadamente 300,000 madres solteras perdieron a sus hijos por adopción”.

Según la declaración difundida por “La Coalición de Supervivientes de Hogar de Mamás y Bebé”, Francisco aceptó incluir un mensaje con este fin durante la homilía de la Misa en Phoenix Park el domingo antes de su regreso a Roma.

Redmond, quien nació en Castlepollard Mother and Baby Home y fue adoptado a los 17 días, dijo que “le pidió al Papa que llamara públicamente a contar a las órdenes de las monjas que dirigían la institución para que aceptaran inmediatamente sus responsabilidades por el horror que padecieron durante generaciones madres y bebés en el hogar, que emitan una disculpa sincera y sin reservas y paguen los costos totales de las investigaciones y compensaciones en Irlanda como una cuestión de urgencia”.

“El Papa se disculpó con todos nosotros por lo que sucedió en los hogares”, dijo el comunicado.

Los sobrevivientes entregaron una carta al Papa, en inglés y en español, diciéndole que aproximadamente 100,000 madres fueron separadas por la fuerza de sus bebés en Irlanda.

“Como un acto de curación, Papa Francisco, le pedimos que deje en claro a la comunidad anciana y moribunda de madres naturales y adoptados que no hubo pecado en la reunión”, dice la carta, citada por el Irish Times.

———————————

Este artículo fue publicado originalmente en Crux con el título Pope meets victims, uses strong street term for abuse and cover-up. Para leer la versión en inglés haga clic en el enlace.