Nuestra diócesis

La historia de San Gabriel de la Madre Dolorosa

La historia de San Gabriel de la Madre Dolorosa se remonta al verano de 1923, en lo que era entonces el Parque Belvedere, en la calle 94 entre las avenidas 23 y 24. Allí el padre Richard J. Hamilton, párroco fundador, celebró la primera misa el 7 de julio de 1923.

El terreno perfecto para construir la parroquia era conocido como Backus Farm. Gracias a la generosidad de los quinientos feligreses que asistieron al primer evento de recaudación de fondos en el otoño de 1923, fue posible adquirir la propiedad.

La primera piedra se colocó el 29 de junio de 1924 y un año y medio después la iglesia abrió sus puertas el 1 de enero de 1925.

Fachada

Conforme la parroquia crecía se evidenció la necesidad de abrir la escuela parroquial, así que ésta se inauguró el 9 de septiembre de 1940. Al mismo tiempo se construyó el convento de las Hermanas de la Caridad Monte San Vicente y ambas edificaciones recibieron el premio arquitectónico de la Cámara de Comercio de Queens.

Para 1950 se construyó la nueva rectoría y por esa época los Hermanos de las Escuelas Cristianas fueron invitados para formar parte del equipo docente de la escuela y vivir en la antigua rectoría. Su llegada se registró el 4 de septiembre de 1952 y desde entonces comenzaron un fiel servicio en San Gabriel. Para 1997 el convento fue renovado y ahora es la Casa de los Hermanos.

El padre Gioacchino Basile, es el párroco de San Gabriel de la Madre Dolorosa desde hace 8 años. Su llegada se registró en medio de un momento decisivo ya que la Diócesis de Brooklyn debería cerrar la escuela o la parroquia por problemas económicos. Fue así que la escuela católica cerró, la edificación fue rentada y actualmente allí funciona una escuela pública.

Según calcula el padre Basile el 80 por ciento de sus parroquianos son hispanos. La mayoría provienen de República Dominicana, Ecuador y México, aunque hay feligreses prácticamente de toda Latinoamérica.

Entre los grupos parroquiales se destacan el de Nuestra Señora de la Altagracia, Cursillos de Cristiandad, Renovación Carismática, Cofradía del Sagrado Corazón de Jesús, Camino Neocatecumenal y el Grupo devocional del Padre Pio, que se conformó recientemente.