Crónicas de metro

Una guerrera con alma en la voz

Puedes ser testigo del talento de Marlenis (o Marley Sings, su nombre artístico) en la estación de Grand Central.
Puedes ser testigo del talento de Marlenis (o Marley Sings, su nombre artístico) en la estación de Grand Central.

Bastó escucharla cantar por dos minutos en la estación de Grand Central y conversar con ella por diez para que esta joven despertara mi admiración. Su talento es grande, pero la fortaleza con la que ha enfrentado las catástrofes durante sus 23 años de vida, la han convertido en una guerrera.

Su nombre es Marlenis, pero es más conocida por su nombre artístico: Marley Sings. Nació en Manhattan. Luego sus padres, inmigrantes de República Dominicana, se mudaron a Brooklyn. Es hija única pero, como pasa en las familias hispanas, está rodeada de muchos otros familiares cercanos como tíos y primos.

“La música siempre ha sido algo vital en mi vida. Perdí a mis padres a causa del cáncer, a él cuando yo tenía cinco años y a ella hace dos, pero la música me ha ayudado tanto y por eso es una parte muy grande de mi vida”, afirma Marley, quien al tiempo añade: “Es muy difícil pasar por momentos así pero te fortalecen y uno sabe que cuando un ser querido sufre a veces es mejor que encuentren descanso”.

“Cuando trabajaba en una tienda de zapatos en Brooklyn, los empleados usaban una placa, no con su nombre sino con un apodo, y entonces dijeron ‘Te vamos a llamar Marley’ y así me reconocen y me recuerdan”, dice mientras se alista para la siguiente canción.

Marley Sings interpreta canciones de Tori Kelly, Nelly Furtado, Adele, Rihanna, Selena Gomez, Amy Winehouse, entre muchos otros artistas. La versatilidad de su voz le permite ir de un ritmo a otro sin perder la potencia de su voz y esa magia de la que tantos viajeros hablan y comparten en su cuentas de Instagram bajo el hashtag #MarleySings.

Actualmente trabaja en la producción de sus propias canciones y en el futuro quisiera producir también baladas en español. Aunque dejó los estudios universitarios para concentrarse en la música, Marley planea regresar a estudiar para aprender sobre la parte gerencial del negocio de la música.

Hace un año hizo su primera presentación en el metro de Nueva York, un deseo que tenía desde hace tiempo. No estaba nerviosa, simplemente empezó a cantar y a ser merecedora de la atención y los aplausos de los cientos de viajeros.

“Aquí he conocido mucha gente y me he conectado con el público, he visto mi crecimiento como artista y a veces me sorprendo y digo: «¡Guau, ¡ya un año haciendo esto!»”, dice Marley Sings.

“Este año fue especial, mi vida es verdaderamente una película. Quiero agradecer a todos los viajeros del metro que he conocido, residentes, turistas, desamparados, trabajadores de la MTA, policías, artistas del subway. Ustedes no saben cuánto han cambiado mi vida, ¡de maneras que ustedes no pueden siquiera imaginar!”, dice parte de un post reciente en @marleysings, su cuenta de Instagram.